Nací en el año 1979, soy hija de una mujer fuerte, luchadora y dedicada. A pesar de todos sus esfuerzos, viví mi infancia con mucha carencia de recursos, en esos años la sociedad chilena era bastante cruel con las mujeres y no facilitaba la protección de ellas ni sus hijos. Las consecuencias de la vulnerabilidad social era pan de cada día en nuestras vidas. Aprendí a sobrevivir, a caminar desde muy pequeña sola en las calles evitando los peligros, a pasar 10 horas diarias en el colegio, a sentir a ratos la ausencia de protección y a escapar, cada vez que podía, de los depredadores, aunque en varias oportunidades no lo logré. Aprendí a ingeniármelas para salir adelante de alguna manera, en cada momento. Veía a mi madre trabajar mucho y eso me inspiraba. Para evitar la sensación de desamparo me refugié en mi mente, pensaba y escribía constantemente acerca de la libertad del ser humano, la justicia, la verdad y el amor. Pensaba en el espíritu que trasciende en cada persona, buscaba eso en mi. Veía en mis pares desesperanza, mucho dolor y sufrimiento, yo no era la única que lo pasaba mal, quería ayudar y sobre todo proteger a los más pequeños. Con el tiempo entendí que sentía compasión.

Me refugié en mi mente, por un tiempo ella fue mi gran salvación

A los 9 años gané mi primera moneda empacando en una tienda de frutos secos en la calle San Diego del centro de Santiago. A los 14 años tenia mi primera pyme de venta de alimentos, en la que otorgaba crédito a mis compañeras de colegio.

Ya a mis 17 años la vulnerabilidad y el maltrato me habían enseñado en detalle lo que era el miedo y el dolor emocional profundo, ese que te deja paralizado, sin aliento... pensé en morir muchas veces, pero algo me detenía intensamente. Por un lado el inmenso amor que sentía por mi hermana pequeña alimentaba mis deseos de continuar, y por otro, yo sabía que la vida no podía ser solo lo vivido, que tenía que haber algo mejor en este lugar, pues me sabía y sentía parte de algo mayor, algo grande, parte de un todo... y entonces sólo seguí adelante refugiándome en lo que ahora sé es mi espiritualidad.

A los 19 entré a estudiar Psicología, pues quería ayudar a otros a evitar, transitar o dejar atrás su dolor, en ese entonces yo sentía que había avanzado bastante. Quería aprender como mostrar a las personas que sin importar lo que nos haya sucedido, todos somos importantes, que este camino es una ruta de aprendizaje y que se puede continuar, aunque se haya tenido experiencias muy oscuras.

Mi carrera más todo lo aprendido autodidactamente, y mis estudios formales posteriores, me ayudaron a obtener la pieza que faltaba, aprendí que el bienestar y la felicidad eran un derecho, pero también una consciente decisión y un aprendizaje que habitualmente no se nos entrega. Finalmente, incorporé a mi vida la práctica del Budismo Zen, la meditación y la reflexión han sido luz en este camino. 

El bienestar es un derecho, una decisión y un aprendizaje

En la actualidad soy una mujer autónoma, madre por elección, emprendedora, amante del conocimiento y dedicada a mi espiritualidad. Mi pasión es crear espacios para la evolución y el desarrollo humano. Creo en nuestra especie, creo que somos capaces de ser mejores y que podemos construir un mejor lugar para heredar a nuestros hijos y a las próximas generaciones.

MI HISTORIA

Psicóloga Clínica, experta en inteligencia emocional y bienestar. Especialista en vínculos saludables.

Academia

  • Experta Universitaria en Inteligencia Emocional, de la Universidad de La Rioja, España.

  • Diplomada en Psicología Positiva, Enhancing People, Chile.

  • Formación en Terapia Integrativa en CELAPSA, Centro Latinoamericano de Psicología de la Salud.

  • Dos años de PhD en Universidad de Palermo, Argentina.

Medios

Publicación de artículos en distintos medios escritos (reconocidos diarios y revistas). Invitada como panelista en diversos programas de televisión y radio. 

Premios y Distinciones

  • Reconocimiento a la excelencia profesional y altruismo. Fundación para la Dignidad del Hombre, Padre Baldo Santis (Santiago, 2008)

  • Seleccionada para Premio BID a la Calidad World Quality Commitment (WQC), categoría Oro en la Convención WQC (Francia, 2018)

RESUMEN LABORAL

Logo Color.png